martes, 10 de junio de 2008

Carmen Silva



...esta noche llueve en Quito y te recuerdo triste y silenciosamente; hace un rato teniendo de fondo el Requiem de Mozart en una presentación de la Compañía Nacional de Danza, en la Casa de la Música, con coreografía del mexicano Jaime Blanc, pensaba que habrías estado feliz viéndola y también que era una linda casualidad de homenaje, justo hoy, no por el Requiem, sino por la danza, por el arte, porque eran las cosas que te llenaban.

Esta noche llueve en Quito y debe ser que llora porque no volviste a recorrer sus calles. Recuerdo la ilusión que te hacía el volver, querías hacerlo a comienzos de año, cuando en Chile comenzaba el verano y no se dió.

Un par de veces he subido a la Occidental por tu antigua calle, la Obispo Diaz de la Madrid, ¿te acuerdas?, hace ya tantos años... y el domingo cuando subía me detuve frente al edificio donde vivías y despúes frente a donde tenías tu taller, al lado de la Policía. No sé por qué lo hice, pero recordé que cuando yo tenía 18 me brindaste tu amistad y ese cariño de siempre, también en esa forma de decirme: "mi Panchi" y como me sumaste a todos esos hijos que en la vida adoptaste y como nació también el cariño con los tuyos propios.

Mientras pensaba en eso me dije que no sabía como estabas; el 30 de mayo yo recién había llegado a Quito y tu cumplías años -dos menos que mi padre- y me preocupé porque ya habían pasado diez días acá y no te había llamado. En ese momento el cielo estaba encapotado, el Pichincha se perfilaba negro retinto y le rodeaban unas nubes de esas pesadas grises oscuras y sin embargo en medio de ellas un rayo de sol intenso, impertinente, luminoso y blanco se filtraba alumbrando por donde pasaste. Todo eso pensé y tomé esta foto pensando que a mi regreso te la enseñaba.



Me ha dicho la Carmen, tu hija, que hace tres días todo cambió para tí...hace tres días era domingo y estaba todo encapotado pero no tu luz, no tu alegría ni tu fuerza, porque esas nunca se marchan, no pueden irse porque ya están instaladas entre todos los que te hemos conocido, aprendido de ti y querido.

Partiste sin dejarte vencer por nada, por nadie con tu pintura, con ese profundo amor a la vida, con ese compromiso con las luchas mas difíciles, con esa inmensa ternura que alcanzaba para todos y esa alegría permanente que sanaba todas las tristezas.

No pude despedirme de tí por estar tan lejos, mis hijas iban esta tarde a acompañarte, a despedirte y sentí que podía estar un poco también a través de ellas. Tu voz risueña resuena todavía en mis oidos. Esa voz tuya ya no tan fuerte esa última tarde que hablamos cuando me decías que ibas a estar bien.

Recuerdo cuando recién ingresaste al hospital preocupada de tu vecina de al lado y por la de más allá, alentándoles a esa chica y a su madre para que estuvieran con ánimo, diciéndole a la muchacha que al salir de ahí estaría muy linda; y tu expresión, ahí en la mitad de la habitación, parada diciéndole a Juan Pablo que te ibas a pintar para estar más bonita sin hacerle caso a tu cuerpo que no tenía fuerzas.

Seguirás presente siempre, mi querida Carmen, amiga, mamá, Maestra...pero ¡cómo nos vas a hacer falta!!


__________________________________________________________________

CONSEJO DE LA CULTURA Y DE LAS ARTES:
Maestra de maestros
Murió pintora Carmen Silva

En la madrugada del martes 10 de junio falleció en el Hospital José Joaquín Aguirre de una insuficiencia respiratoria provocada por una bronconeumonía la destacada artista visual Carmen Silva. En abril se le diagnosticó esta especie de leucemia y desde esa fecha estuvo internada. Fue una mujer optimista, comprometida y solidaria. Militante socialista, plasmó sus ideas a través de la pintura, con escenas desgarradoras acerca de las injusticias humanas. Su compromiso político la llevó a vivir parte de su vida en Ecuador como exiliada política.


Madre de tres hijos -Juan Pablo y Andrés Orrego de su primer matrimonio y Carmen Daskam del segundo- sufrió una grave depresión luego del fallecimiento de su hijo Andrés hace dos años. Una segunda pena fue la muerte de su amiga, la pintora Lukó de Rocka, a fines de mayo.

Nacida en 1929, su formación la inició con prestigiosos maestros de la talla del norteamericano André Racz y del chileno Nemesio Antúnez. Complementó su formación en París y Nueva York, llegando a dominar las técnicas del grabado y la pintura. En Francia trabajó con Roberto Matta, Enrique Zañartu y William Hayter.
__________________________________________________________________

EL MERCURIO:
Murió Carmen Silva musa de la Generación del 50

Destacada creadora y profesora de importantes artistas chilenos. Además, mantuvo una estrecha amistad con Roberto Matta.
Maureen Lennon Zaninovic

Apasionada y dueña de una estampa que le vino muy bien a su nombre (como la protagonista de la ópera de Bizet), Carmen Silva dejó huella en el Chile del siglo XX.

Tras una delicada bronconeumonía, la noche del lunes falleció esta destacada creadora y profesora de generaciones de artistas chilenos. Nacida en 1929, su formación la inició con prestigiosos maestros de la talla del norteamericano André Racz y del chileno Nemesio Antúnez.

Posteriormente, complementó en París y Nueva York su aprendizaje del grabado y la pintura. En Francia, por ejemplo, trabajó en los talleres de Roberto Matta y Enrique Zañartu, y estudió grabado con el destacado artista William Hayter.

Junto con su carrera pictórica, también desarrolló una intensa actividad comunitaria, siendo una de las principales gestoras de la Corporación de Desarrollo del Barrio Bellavista.

Musa de la generación del 50, Carmen Silva sostuvo una estrecha relación con el artista Carlos Faz, la que duró hasta la trágica muerte del pintor en 1953, cuando cayó al mar intentando saltar desde la borda de un barco. Los padres de sus hijos fueron Andrés Orrego y Thomas Daskam.

Ayer sus restos fueron velados en la sede de la Compañía de Teatro La Divina Comedia, donde diversas personalidades del mundo cultural, como Carmen Waugh, Peggy Cordero e Iñigo Urrutia, acudieron a despedirla. Sus funerales se realizarán hoy y el cortejo saldrá desde Ernesto Pinto Lagarrigue 214, a las 16:30 horas, rumbo al cinerario del Cementerio Parque del Recuerdo.

LA FORMADORA

Carmen Aldunate
Artista

"Una pena muy tremenda la noticia de su muerte. La recordaré siempre con mucho cariño, porque fue una profesora muy generosa, formadora de muchísimos artistas chilenos. Una excelente dibujante y una profesional totalmente fuera de serie. Una mujer valiente, admirable y muy golpeada por la vida. Tremendamente desamparada y sola".

Benjamín Lira
Artista

"Fue mi profesora en el Instituto Cultural de Las Condes. Extraordinaria en la docencia de la figura humana. Despelotada, pero fue una gran maestra. Increíble, muy estimulante para todos los que tomamos sus clases. Sus trabajos de los años 50 tuvieron gran personalidad y un color propio. Pintó su vida, su paisaje doméstico".
Ver: Fotos en EL MERCURIO

__________________________________________________________________
RADIO TIERRA:
Bellavista lamenta la muerte de la pintora y dirigenta vecinal, Carmen Silva


Organizaciones urbanas , barriales y vecinales han manifestado su profundo pesar por la muerte de Carmen Silva artista y dirigenta del Barrio Bellavista durante muchos años.
Lake Sagaris, Presidenta de Corporación Ciudad Viva sostiene, "durante sus años de residencia en el Barrio, Carmen fue dirigenta y presidenta varias veces de la Junta de Vecinos #35, liderando campañas contra el ruido, contra el tráfico de drogas y a favor de la creación de organizaciones ciudadanas para promover la cultura y el buen desarrollo de un barrio que conocía y amaba mucho.

Participó activamente en la Corporación de Cultura y Desarrollo de Bellavista, liderando un grupo de destacados artistas e intelectuales en un primer esfuerzo por elaborar propuestas de distinto índole. Y fue miembro activo del grupo de trabajo que elaboró el primer diagnóstico conjunto del Barrio (2001), que derivó en la propuesta de Plan de Gestión y del Paseo Pío Nono, hoy día, después de muchos años de trabajo, en construcción.

Con Mario Baeza, María Inés Arribas y otros dirigentes, Carmen también tuvo la visión de levantar propuestas para la realización de una guía a la cultura y el patrimonio del Barrio, tarea que Ciudad Viva finalmente logró, con el apoyo de muchos amigos, en 2006. Su vida personal fue de creación y de lucha. Su ejemplo de creatividad y generosidad vivirá siempre entre los árboles, las voces y el patrimonio de nuestro barrio. Estamos muy contentos de haberla conocido, y de haber podido trabajar con ella durante tantos años".

Sus restos fueron velados en Casa de Danza, hasta donde llegaron decenas de personalidades de la cultura y vecinos del Barrio.

____________________________________________________________________
LA TERCERA
Muere a los 79 años la artista Carmen Silva

"Pintora, grabadora y escultora fue alumna de André Racz, Roberto Matta y Nemesio Antúnez e integró el Taller 99 en sus inicios.

Con una vida dedicada al arte, la pintora, grabadora y escultora Carmen Silva (1929-2008), diagnosticada hace un tiempo con leucemia, falleció hoy a la edad de 79 años.

Alumna de André Racz, Roberto Matta y Nemesio Antúnez, integró la primera generación del mítico Taller 99, creado por Antúnez para formar grabadores en el país, junto a artistas como Roser Bru y Delia del Carril.

Ejerció la docencia desde 1960 en distintos talleres y universidad nacionales y extranjeras. Sus trabajos, marcados por un estilo de gran carácter figurativo y expresivo, han sido presentados en el Museo Nacional de Bellas Artes de Chile, Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro, el City College de Nueva York, y en numerosas Galerías e Institutos Culturales."

LA TERCERA: Galería de imágenes CARMEN SILVA
__________________________________________________________________
LA NACION:
Murió la luchadora y solidaria Carmen Silva

"La pintora dejó de existir en el Hospital José Joaquín Aguirre

Murió la luchadora y solidaria Carmen Silva
En la madrugada de ayer, la destacada artista nacional falleció. Sus restos son velados en la academia de danza La Divina Comedia (Ernesto Pinto Lagarrigue 214) frente a su hogar. Los funerales serán hoy a las 17 horas en el Cementerio Parque del Recuerdo, donde será incinerada."

Rodeada de sus familiares más cercanos, la destacada artista visual Carmen Silva falleció la madrugada de ayer en el Hospital José Joaquín Aguirre de una insuficiencia respiratoria a raíz de una bronconeumonía que se le presentó, estando internada en dicho recinto para tratarse de la anemia aplástica que la aquejaba.

En abril de 2008 se le diagnosticó esta especie de leucemia y desde esa fecha siempre estuvo internada en recintos asistenciales. "Ella nunca volvió a su casa", cuenta su hija Carmen Daskam

El día antes de su muerte, Carmen Silva emanaba el optimismo que la caracterizaba. Pese a que se iba apagando paulatinamente y sin poder hablar, pidió papel y lápiz para escribir "¿cuál es mi diagnóstico?", siempre con la esperanza de que iba a volver a pintar, hacer clases, exponer y ayudar al prójimo, lo que tanto amaba.

Esta mujer amante de la vida, que pese a estar en un frío cuarto de hospital decía que nunca había que perder el glamour, llenaba de alegría a todo aquel que la iba a visitar: "recuerdo que una vez me dijo que nos asomáramos a la ventana y viéramos la puesta de sol y de un momento a otro todos los que estábamos en la pieza terminamos mirando la puesta de sol, fue algo de otro mundo. Ella decía ‘mira que bello está el cerro, mira los chorros de amor que me llegan’", dice su amiga y pintora Gloria Paillás.

Teresa de Calcuta

Consecuente con sus ideas de izquierda, fue una socialista con todas sus letras: "era socialista pero de verdad. Si ella tenía un pan lo daba al más necesitado quedándose ella sin comer", recuerda Paillás. Agrega que tenía varios niños adoptivos: los chicos que vivían en las calles. "Ella les llevaba comida caliente y les daba clases de pintura. Incluso a veces le decían Teresa de Calcuta".

Su pintura también fue contestataria, plasmaba en sus cuadros al mendigo de la calle, la violencia de la guerra, todo lo que veía a su alrededor lo pintaba.

Madre de tres hijos (Juan Pablo y Andrés Orrego -este último falleció hace dos años- de su primer matrimonio y Carmen Daskam de su segundas nupcias), tenía un corazón de oro. Vivía en una eterna utopía, de sueños, contándole a todo el que la rodeaba cosas lindas, pero lo que marcó su vida fue la muerte de uno de sus hijos por problemas de salud, lo que nunca demostró. "No lloró aunque la pena se la comía por dentro y nunca pidió ayuda, siempre demostraba felicidad", dice una de sus amigas.

También le afectó la partida de este mundo de la hija de Pablo de Rokha, la pintora Lukó De Rokha, quien falleció en mayo pasado.


CULTORA DE LAS COSAS BELLAS

“Hablar de Carmen Silva es hablar de la más alta expresión del arte en nuestro país. Ha consagrado su vida a la pintura, a la estética, a la amistad y a todas las cosas bellas de la vida. Aunque no todo le haya sido placentero, ella, con su espíritu, se empeñaba en revertir lo malo, o sea, la injusticia social, el desprecio de nuestra sociedad por el arte y la negra noche del olvido. Fue muy consecuente con sus ideas de izquierda. En Chile pescaba los niños que pintaban en las calles y les daba clases de pintura”, recuerda el gestor cultural Martín Huerta. El músico Max Berrú también fue uno de sus amigos entrañables, quien al enterarse de su muerte sólo tuvo palabras para decir que “está descansando en paz. Era extraordinaria, apasionada, cariñosa, profesional y sensible. Su muerte deja un banquillo difícil de llenar, ya que era solidaria y peleadora por sus ideales, nos va ser mucha falta”.

_