domingo, 21 de septiembre de 2008

carlos monsiváis, una coincidencia hoy

mientras realizaba tareas de la casa escuchaba a Alfredo Zitarrosa y mi próxima entrada, o sea esta, sería para recordarlo. En un paréntesis de las tareas, esta tarde leí una entrada en el blog de la mexicana Graciela Barrera acerca de la presencia de Carlos Monsiváis y Elena Poniatowska en la la Feria Internacional del Libro Universitario en Xalapa, México; le comento que de él prácticamente no he leido nada, excepto algún artículo disperso. Imperdonable, cuando es uno de los escritores más importantes no sólo en México sino en América Latina, premiado con el premio Juan Rulfo (ahora Premio de la Feria Internacional del Libro) en el 2006; a ella, en cambio, simplemente la disfruto y me encanta.

Me quedo pensando en mi ignorancia, ampliada ahora a Mosiváis, gran amigo de Elena Ponitowska y a quien ella lo cita constantemente.



Tengo toda la disposición de dormir, cuando enciendo la TV y le están entrevistando justamente a Carlos Monsiváis, me emociono y encuentro un motivo para postergar el sueño; es que los últimos días no es que me ha costado dormir, porque cerrar los ojos y conciliar el sueño no cuesta, sino que me pasado en duermevela, con un sueño liviano por no decir frágil acompañado de un despertar de madrugada.

Y Monsiváis habla sobre Juan Rulfo y Pedro Páramo y sobre la épica del desconsuelo, me gusta ese concepto, me gusta el trasfondo que tiene; también resalta la importancia de Rulfo porque, al decir de Mosiváis, "resucita palabras", esas del lenguaje popular que se estaban perdiendo. Mientras pienso en ello le oigo decir que a televisión "es la tramitadora del idioma de Cervantes" y cuando trato de entender ya le oigo decir que lamenta por no ver nunca telenovelas y que le gustaría verlas por el fenómeno mediático que representan. Me encanta su naturalidad y más cuando dice que "el intelectual es aquel a quien, en términos generales, de le pregunta para no oir". Sonrío.

Finalmente habla sobre política mexicana y se refiere al anterior presidente de su país como un "profesional de la jactancia" y a continuación habla sobre Borges.

Tengo claro que debo leer a Monsiváis; me ha seducido y como es tarde (o temprano, depende desde donde se mire) por ahora dejo aquí un enlace a una charla sobre Lectura y globalización. Elogio (innecesario) de los Libros, mientras me preparo un jarro de leche de soya bien caliente con miel, a lo mejor es un buen inductor del sueño o si no, un desayuno anticipado, depende cómo se lo tome.

2 comentarios:

elu dijo...

Tampoco lo he leído, pero sí lo he entrevistado en varias oportunidades, por teléfono.
Medio cascarrabias me ha tocado, pero pienso que se debe a que lo he llamado en un horario no apto para intelectuales: 10 de la mañana.
Receurdo que me daba muy buenas cuñas sobre los temas que le preguntaba. hace tiempo que no lo llamamos porque ahora no se dedica tanto a la política.
Ahora me queda leerlo.

francisca dijo...

es que tener que dar entrevista a las 10 de la mañana para hablar de política...!

algo que me gustó de él fue su irreverencia, de esas naturales, no fingidas ni actuadas o propias de pose de intelectual

cariños,