domingo, 14 de septiembre de 2008

estocada, robo y lágrima

el día que me clavé el estoque alguien escribió:

"Los toros, esa fiesta sangrienta, atávica, cruel y...también noble y hermosa. La odié hasta que una mañana me levanté toro y pensé cómo preferiría morir: ... en medio de una plaza con la esperanza ínfima del indulto. Y el toro prefirió el toreo"

en ese instante sonó "En el Café de Chinitas" y junto al estoque una lágrima rodó, entonces me robé un cartel de los toros en Sevilla y lo pegué en mi cartelera y sin quererlo me sentí protagonista del verso "de una pedrada me cargué el cristal y corrí, corrí con ella hasta mi portal".

el día que me clavé el estoque escuché "En el Café de Chinitas"...

En el café de Chinitas
dijo a Paquiro un hermano:
"Soy más valiente que tú
más torero y mas gitano."

En el café de Chinitas
dijo a Paquiro un Frascuelo:
"Soy más valiente que tú
más gitano y mas torero."

Sacó Paquiro el reló
y dijo de esta manera:
"Este toro ha de morir
antes de las cuatro y media."

Al dar las cuatro en la calle
se salieron del café
y era Paquiro en la calle
un torero de cartel.


Foto de cartel y texto robados, con el permiso de Juan Vera



Subscribe Free
Add to my Page

____________________________________________________________________


"El Café de Chinitas" es una antigua canción española, del s. XIX que fue recopilada por Federico García Lorca y que cuenta la historia del torero Francisco Montes "Paquiro", torero muy popular y querido que en 1836 publicó el libro "La Tauromaquia completa" en la que se establecen los reglametos de la fiesta y que se mantienen hasta hoy, aunque no goza de la popularidad de la obra de Pepe-Hillo.