miércoles, 22 de junio de 2011

coincidencia: este blog hoy cumple años

¿cómo saber cuando algo deja de ser borrador?


Hoy hablaré de mí, así simplemente. Pasa que por esas cosas que no se sabe ni cómo, hace unos instantes, llegué al primer escrito de este mi primer blog que sigue siendo el primero pero que con el tiempo se transformó en un blog de complicidades propias e íntimas con la música, la poesía, algunos autores y cantautores, es decir con la vida y con esos pequeños grandes placeres que ella me prodiga.

Desde ayer ando con la misma idea, bueno, no desde ayer sino desde hace dos semanas y ya es mucho, se pasa de la raya. El lunes al medio día finalmente lo verbalicé cuando convesaba con mi madre.
- ¿Y terminaste tu escrito?,  me preguntó
- Todavía no, le dije. Cada día hay algo nuevo, una idea, un dato, un párrafo que no me convence y cambio, está bien el conjunto, pero falta algo y no sé como finalizarlo.
- Pero termína todo de una vez, no debe ser tan difícil, dijo
- Madre ¿cómo lo hago?, dije, no sé cuándo deja de ser borrador. No le pregunté a mi abue cómo se sabía y todavía no sé cuando dejarlo listo. ¡Es terrible, ya no sé que hacer!

Ella se rió, también yo y no le dije que eso me produce angustia ¿para qué? ¿para que ella se angustie? Tampoco le dije que lo poco que falta lo tengo escrito en mi mente, ¡lo debo largar de una sola y ya! Anoche cuando chateaba con mi sobrino y el dijo "estoy procrastinando...digo, estudiando"  y me reí un segundo, nada más, porque la cosa es grave, siento que hago lo mismo, no largo el final del escrito ¡y eso es lo terrible! 

En fin, el tema de hoy es otro. 

Decía que lo que hacía era buscar la frase original que dio origen a la fracesita que está arriba a la izquierda para ponerla en la configuración de este y del otro blog, porque quiero que siempre, desde hoy, aparezca en los posts (desde el primer día aparece en el encabezado y me acordé, entonces, que en el primer post me lamentaba, como le dije a mi madre,  no haberle preguntado a la Pelita, o sea la abue Eloísa, ¿cómo se sabe que un escrito está ya listo? ¿cómo se sabe cuando algo deja de ser borrador? porque con el pan es obvio cuando el ambiente se llena de aromas, pero ¿qué es lo obvio con los escritos? y fui a ver cómo lo dije aquella vez (mínimas y básicas rigurosidades necesarias) y ahí me quedé, pero no en el texto sino en la fecha, porque, con cuatro años menos, hoy es la misma fecha21 de junio de 2007. Es decir, las ideas en borrador hoy están de cumpleaños. Justo hoy, el día más frío, pero el más bonito porque se inició el solsticio de invierno y en el norte el inicio del solsticio de verano. Acá el día más corto en el norte el más largo del año. En el Ecuador, y  para los pueblos indígenas hoy se inicia el Inti Raymi, la fiesta del sol (que tiene que ver con el solticio de invierno). Bueno, y entre tanta fiesta solar, nada mejor que ,justo hoy blog,cumples cuatro años.

Hace un tiempo descubrí que las bicicletas cumplían años,  hoy que los blogs también han tenido cumpleaños, aunque el tema no es ese, sino, básicamente, que sigo escribiendo en el blog y ahora ya son tres, mas el de las caricaturas del Asdru que desde noviembre no lo he actualizado (con lo que le emocionaba a él que día a día guarde su caricatura). Debo ponerlo al día, hoy renuevo el compromiso. Esta el blog del taller de lectura de los niños en el campamento, el del Tenemos Tanto que Contar, que les estimuló, no tanto por la lectura, sino porque iban a estar en Internet. Estuvo el de las bicicletas, hoy cerrado y sólo una bonita ilusión porque finalmente no fue posible organizar a los ciclistas de Providencia (eso fue también en el 2007).

Como sea, dejo aquí el primer escrito de ese 21 de junio de hace cuatro años:




JUEVES 21 DE JUNIO DE 2007

borrador de ideas

El amasar pan es uno de los procesos más lindos...los ingredientes uno a uno se integran, la masa cambia de textura, el olor de la levadura lo llena todo y la sensación de suavidad antes de ponerla en el horno es única.

La abue Eloísa decía que el escribir es como hacer pan, lo escrito se guarda en un cajón y se lo deja leudar al igual que la masa; después de un tiempo se saca el escrito para corregirlo y nuevamente se lo deja en cajón, leudando, hasta que un dia se sabe que ya está listo...pero nunca le pregunté como se sabe, porque el problema es que siempre hay algo que cambiar o corregir y nunca deja de ser un borrador.

Vivo en Chile y he vivido 25 años sus procesos. En este país he vivido más que en el mío, pero no me siento de aquí ni de allá, aun con esa certeza que de aquí no soy. Es extraña esta sensación de no ser estando y de entender casi todo (el casi es cuando hablan muy rápido) y de saber bien que a mis códigos originales se sumaron otros y que inconscientemente están perfecta y claramente clasificados en algún lugar de la memoria.

Esto me recuerda a la primera vez que inicié un diario, tenía 13 años. Era ordenada y escribía casi todos los días; en el segundo diaro como en la página 10 empecé a escribír en clave y nunca pude releerlo; empecé un tercero pero ni siquiera recuerdo que fue de el. Los dos primeros los rompí cuando creía que todo lo tenía claro, y que entendía todo...tenía 22 años y por esas cosas de la vida, me cambié de país. Ahora tengo claro que nada está claro...y pienso que me habría gustado que mis hijas los leyeran.

Ahora también inicio este blog y pienso en lo divertido que es descubrir lo que tiene la red, no tanto por la tecnología (aunque también), sino porque siempre involucra a las personas, no importa bajo qué forma o sigla lo hace: web, url, email, icq, irc, dcc, ping, msn, chat, java, html, blog, etc. Vale la pena conocer, aprender, entender y si se puede, aprovechar lo que ofrece.

Hoy empezó el invierno, pero es sólo un dato, porque el frío se instaló hace rato y el que empiece a llener de palabras este "blog" no tiene que ver ni con el invierno ni con el frío...