domingo, 4 de noviembre de 2007

ideas de domingo

pensandoideas en domingo:

1. Cumbre (XVII Cumbre Iberoamericana) (coincidencia...), en general estas cosas son más protocolo que acuerdos: manual operativo, acreditaciones, más acreditaciones, credenciales, avanzadas, adelantadas, aeropuerto, delegaciones, cápsulas, hoteles, ciudad intervenida, 2+2, 2+4, 2+6; plenarias, bilaterales, acuerdos, convenios, cooperación, cenas, cápsulas, aeropuerto, ciudad alterada y también cansada... (aunque entre tanto corre-corre se tratará, como tema central el de la cohesión social)

2. Alternativa (Cumbre Social), manifiestos políticos, buena voluntad para el cambio, declaraciones y ojalás para el futuro.
- Asistentes: los que quieren cambios, independientemente de cómo lo están haciendo; ellos ya tomaron la decisión.

- Los que miran de la otra acera será que sienten miedo?

Por hoy transo y no hablo de cuestiones locales (de acá) a pedido paterno/materno (via skype), a estas alturas de la vida... Vale, por ahora quedan archivadas varias ideas (lo sabía no lo hice; lo hiciste, no debiste; salarios, píldora, riqueza, delincuencia, femicidios, Iglesia, etc. en fin todos los temas confluyen... en fin)

- Como decía, los de la otra acera..

Eso debe ser, si, el temor de siempre, a lo diferente, al que piensa, al que cuestiona, propone hace, no pospone.

El temor al cambio, a ser distinto a hacer algo nuevo. El otro día conversaba con Silvana (ella desde Hong Kong) y me decía que ya es hora, que ahora o nunca, se hace o no se hace. Tienen razón la To, Silvana, el doctor y si, la mayoría que votó en las elecciones en la mitad del mundo, al otro lado de la cordillera, al norte del río de la Plata, al norte de Atacama, al norte de Colombia, en el país verde del Atlántico, etc.).

Me cuenta la To "estuvimos en la inauguración de la Ciudad Alfaro ... emocionante, parecía que Alfaro estaba ahí con nosotros, ... todos subiendo y subiendo por la calle a la montaña con gente en los balcones esperándonos, el rostro de Alfaro al frente en la sala de sesiones en bronce, precioso, y los discursos afuera hablándole al (viejo luchador) y yo pensando en que cuando en la Constitución Alfarista se dio paso al divorcio al estado laico, a la educación laica, etc. debe haber sido un rompimiento terrible, la gente conservadora habrá visto caerse las "estructuras" sociales y morales...y entonces, en ese instante, con la imagen de Alfaro... me asumí como asambleísta."

Linda mi ña, creció y se formó sabiendo para que lado se mira y lo que es necesario hacer. Así nos criaron, sin temor a pensar, a hablar, a interpelar (cuando llegué a Chile no sabía lo que era el miedo, no lo conocía, era el 81 y como sea opinaba y actuaba).

Silencio.

Me quedo pensando en el pedido paterno/materno, no lo entiendo ahora, a estas alturas de la vida y cuando ya he opinado y desopinado ...o si?

Concluimos con Silvana que es el miedo. Es el temor a arrancar de raíz el kikuyo, la yerba mala, esa que no deja que la semilla brote, que ahoga las raices que quieren extenderse, que crece en medio del cemento, que se arranca y vuelve.

Ayer me contaba uno de los músicos que en su barrio al occidente de Quito, están organizados, pero esa organización integra a todos los barrios circundantes e incluso los de mas allá. Nadie dijo "organícense", la organización se dio sola, las ligas barriales, los comités y ahora están todos juntos. Por unos minutos sentí-quise ser partícipe más cercana al encontrarme con su mirada de futuro.

Hay decisión de cambio. Me parece que es importante, se parte por lo primero, por la decisión y en base a ella se eligen los caminos, se camina al tiempo que se elige y se avanza al tiempo que se camina y en ese caminar se piensa, se propone, se crea, se ejecuta. Para cambiar interviene la razón, hay decisión y sobretodo corazón.
Si fuera tan facil en la realidad como es en el pensamiento...medio simplista lo que se me ocurre, pero es como las separaciones o los divorcios, se hacen o no, se sigue o se retrocede en uno mismo cada día por no tomar la decisión. Al dar el paso correcto, se sigue andando.

Punto aparte (otras cosas):

La Flori (tan racional mi niña) dice que su mamá está cada vez más loca, lo dice por la "película" del yeso..."la Coni me enseñó como hacerlo" es mi primera respuesta, pero luego pienso que alivio!, felizmente ... como dice Pessoa "si he de ser loco..."

Debe ser que con la mano enyesada se piensa más, claro, porque el TDA no puede con los yesos y no se puede armar-desarmar-lijar-pintar-encaramar. Los lápices, la pluma y la tinta no son compatibles y la cámara...de tanto disparar la cámara ayer (la mía y la joyita esa de la Cibershot 8.1 de los músicos, que me pasaron para que les acolite) hay un tendón medio sentido...pero ojo, no es culpa de la sony 8.1, eso de seguro!