miércoles, 30 de enero de 2008

caranqui de atahualpa

el HOY de Quito publica nuevamente una de esa bellas notas etnohistóricas de Segundo Moreno Yánez y no puedo resistirme a la tentación de transcribirla mientra pienso que leerla es un hermoso ejercicio no sólo de preservación de la memoria histórica, que en general hace referencia a momentos históricos en los que el ejercicio de la violencia y represión han sido ocultados o reinterpretados y que deben ser recuperados en la memoria de los pueblos, entre otros objetivos, para que no se repitan, pero creo que esa noción tiene mayor alcance sobretodo cuando se trata de recrear nuestra historia previa a la colonización, de conocimientos de esa historia anterior, de nuestras raíces, lo que somos y de reconstruir esa historia desconocida y superpuesta por una historia escrita a partir de la Colonia. Creo que, en ese sentido, el continuo aporte de Segundo Moreno en un medio de acceso masivo contribuye a enriquecer esa memoria y a que cobre vida, lo que no sólo emociona, sino que de verdad se agradece.

"Caranqui de Atahualpa

Por Segundo E. Moreno Yánez

Trece años después de la Fundación de la villa de San Francisco de Quito, Pedro Cieza de León tuvo la oportunidad de admirar los aposentos de Caranqui, “adonde algunos quisieron decir que nació Atabalipa, hijo de Guaynacapa, aunque su madre era natural deste pueblo. Y cierto no es así, -explica Cieza de León en su Crónica del Perú- porque yo lo procuré con gran diligencia; y nació en el Cuzco Atabalipa, y lo demás es burla. Están estos aposentos de Carangue en una plaza pequeña; dentro dellos hay un estanque hecho de piedra muy prima, y los palacios y moradas de los incas están asimismo hechos de grandes piedras galanas y muy sutilmente asentadas, sin mezcla, que no es poco de ver”. Gracias a las investigaciones arqueológicas dirigidas por José Echeverría se ha descubierto el “estanque hecho de piedra muy prima”, que habrá estado situado en el interior del palacio de Atahualpa. Además de las moradas de los incas, prosigue el “Príncipe de los Cronistas”, “había antiguamente templo del Sol, y estaban en él dedicadas y ofrecidas para el servicio dél más de 200 doncellas muy hermosas”. Esta casa del Sol era tenida en gran estimación y sus paredes estaban cubiertas con planchas de oro y plata y, “aunque está todo esto muy arruinado, se ve que fue grande cosa antiguamente”. Junto a los aposentos reales, templo del Sol y Acllahuasi, tenían los incas en sus guarniciones, para resistir a los que se levantasen. Con razón se puede afirmar que Atahualpa no nació en Caranqui, sino que la Caranqui incaica fue fundada por Atahualpa, como parte del ritual de su coronación como Sapa Inca del Tahuantinsuyo. Según Juan de Betanzos, en Suma y narración de los Incas (1551), después del triunfo sobre las tropas enviadas por Huáscar, en un llano cerca de Mochacaxa, Atahualpa se dirigió de Quito a Caranqui, donde reunió a los señores de la región, a quienes les dijo “que quería edificar en ella una casa real”. Aceptada la propuesta, “él mismo por sus manos y Cuxi Yupangue y los demás señores sus capitanes tomaron cierto cordel, y midió y trazó la casa”; luego ordenó a Unanchullo que vigilara la construcción “y que mirase la traza y que los edificios fuesen de manera que no la errasen”. Después de algunas campañas de conquista en las fronteras del imperio, Atahualpa cumplió en Caranqui las ceremonias de su coronación y, ante muchos señores del Cusco y del Quito, tomó la “borla del Estado”. Los señores presentes le dieron por nombre “Caccha Pachacuti Inga Yupangue Ynga, que dice el Caccha es el nombre del ídolo de las batallas diciendo que imitaba a él en el guerrear, el Pachacuti dice vuelta del mundo, el de Yupangue era de su bisabuelo”. Este fue el nombre del inca quiteño."

HOY, Quito, enero 30 de 2008

Otras notas de Segundo Moreno:

"Candelaria" El origen del día de la Candelaria.

"Ventezillo travieso" que habla sobre la música en la Colonia

"Cueva de Cantuña" La primera parte de la nota es interesante, habla de la leyenda de una cueva en el Pichincha, don de Cantuña guardaba sus tesoros.

Yambo Habla de la formación de la laguna de Yambo, donde fueron arrojados los cuerpos de los hermanos Restrepo hace 20 años.

Laberinto Alusión al laberinto del minotauro con relación a la historia política del Ecuador

Reconducción de Helios El culto al sol y el cristianismo

Memorias del P. Arrupe Reflexión sobre cultura y teología

Corpus en Riobamba Testimonio de 1765 sobre la custodia robada en Riobamba

Talismán Sobre los restos de Eloy Alfaro

"La traça de Quito", habla sobre la fundacion de Quito

Sobre "Caranqui:
Como ninguna otra zona arqueológica del Ecuador, la perteneciente al territorio Caranquí está plagada de tolas o montículos artificiales de tierra, que aparecieron por primera vez en el poblado de Real Alto en el año 4.000 a.C. estas obras se distribuyeron en la zona norte en un amplio territorio delimitado por los valles formados por los ríos Chota al norte y Guayllabamba al sur. Los linderos occidental y oriental están marcados por las cordilleras, no obstante que en dirección a la Costa, las tolas se distribuyeron en la zona noroccidental, como las identificadas en el sitio Tulipe o en Secuambo, al occidente de quito y Mira respectivamente..." sigua el vínculo para saber más ► (Tomado de EDUFUTURO: Caranqui)