martes, 4 de noviembre de 2008



desde su húmedo espacio, piedras de Lyon, fueron silenciosos testigos de nuestro paso...

1 comentario:

PIER BIONNIVELLS dijo...

Que romantico! a morir!
me ha gustado la foto..
que estes bien. abrazos.